Museo de la CiudadMuseo Cine Pablo Ducrós HickenMuseo de Arte Popular José HernándezMuseo de Arte Español Enrique LarretaMuseo de Arte Hispanoamericano Isaac Fernández BlancoMuseo de Arte  Moderno  de  Buenos AiresMuseo de Esculturas Luis PerlottiMuseo de Artes Plásticas Eduardo SívoriMuseo Casa Carlos Gardel   Museo Histórico Cornelio de Saavedra Museo del Humor Torre Monumental Museo de Bellas Artes Benito Quinquela  MartínCine El Plata
 
  museos l actividades l servicios l red de museos porteños l prensa l boletín
     
 
 
             
    Museo de Arte Español Enrique Larreta  
 
 
Historia
La casa>>

Enrique Larreta>>

Obra literaria>>

La colección de arte y mobiliario que formó el escritor Enrique Larreta presenta la particularidad de haberse originado junto a la investigación y creación de su reconocida novela "La gloria de Don Ramiro". Con el objetivo inicial de escribir sobre los pintores renacentistas durante un viaje de investigación al continente europeo, Larreta reorientó su objeto de estudio al descubrir la ciudad de Ávila y decidió trabajar en un libro de carácter español.

La novela transcurre en el último tercio del siglo XVI, principalmente en las ciudades de Ávila y Toledo y culmina en Lima en 1605. El difícil reinado de Felipe II, con la problemática entre árabes y cristianos, la Inquisición, las Guerras de Religión y el inicio de la decadencia del Imperio Español dieron motivo a Larreta para crear el relato que se ubica en el período de fundación de nuestras ciudades y comienzo de la organización de Hispanoamérica.

Fachada actual del Museo Larreta
 

Guiado por la idea de afirmar la tradición y el gusto por lo español orientó su obra literaria y, con las mismas ideas estéticas, concretó tres edificios que quedaron como expresión de la arquitectura "neocolonial" en nuestro medio: la remodelación de la casa de Belgrano (1916); la construcción de la casa y dependencias de la estancia "Acelain" (1922), en Tandil (Pcia. de Bs. As.), obra del Arq. Martín Noel; y la casa del "Potrerillo", en Alta Gracia (Córdoba), diseñada por él mismo con su hijo mayor arquitecto.

 
La Casa

La residencia de Larreta, convertida en museo, fue construida en 1886 por el arquitecto Ernesto Bunge para que en ella veranearan sus suegros, Francisco Chas y Catalina Salas. La fachada siguió el modelo del Renacimiento italiano y el interior, el de la casaquinta mediterránea, organizada alrededor de patios abiertos que permitían el ingreso del agua de lluvia y de la luz. La casa estaba rodeada por una quinta con árboles frutales y ornamentales, canteros con plantas aromáticas y una huerta doméstica.

Mercedes Castellanos de Anchorena adquirió la propiedad en el año 1894 y su hija Josefina Anchorena, esposa de Enrique Larreta, la recibió en sucesión en 1920. Cuando Larreta cumplió su servicio diplomático en Francia y se estableció en Buenos Aires con su familia, trajo una importante colección de obras de arte de origen español para ambientar el nuevo hogar.

La casaquinta se convirtió en residencia estable hacia fines de 1916. El edificio sufrió una serie de cambios que recrean, tanto en el exterior como en las salas de recibo, el espíritu del Renacimiento español, los sentimientos y las inclinaciones estéticas del escritor. En el exterior, la casa presenta muros blancos, ventanas enrejadas y techos de tejas. La fachada presenta elementos característicos de la arquitectura del barroco español trasladado a América.
En abril de 1962, fallecido el escritor, sus hijos vendieron la casa a la Municipalidad de la Ciudad de Buenos Aires y donaron su colección de obras de arte y mobiliario.

<<

Enrique Larreta
Reconocido como uno de los grandes autores del modernismo argentino, Enrique Larreta fue una personalidad polifacética de nuestra cultura nacional.

Nacido en Buenos Aires en 1873, descendiente de una ilustre familia uruguaya, cursó su bachillerato en el Colegio Nacional de Buenos Aires y recibió el título de doctor en jurisprudencia y ciencias sociales en la Facultad de Derecho de la Universidad de Buenos Aires. Desde joven se interesó por la literatura, incentivado por su gran amigo Paul Groussac.

Realizó un viaje a Europa, donde comenzó a planear su obra “La gloria de Don Ramiro”, para lo cual recorrió España, en especial Ávila, y se interiorizó de la época de Felipe II. Durante cinco años reunió información para componer esta novela, en la cual logró reconstruir con notable verosimilitud las ciudades de Ávila y Toledo en tiempos de Felipe II, incluyendo el castellano propio de cada clase social, sus costumbres, modos y vestimentas. Esta obra se publicó en 1908 y le valió un importante reconocimiento de la crítica, que la consagró como una de las mejores novelas históricas compuestas en lengua castellana. De ella dijo Rubén Darío que era un “libro argentino de los mejores y más excelentes que se hayan publicado en estos últimos años... Según mi entender, su novela es la obra en prosa que en América se ha acercado más a la perfección”.

La notoriedad lograda por esta obra contribuyó a su nombramiento como ministro plenipotenciario de la República Argentina en París, por el entonces presidente Roque Sáenz Peña, cargo que ocupó durante varios años, y que lo relacionó con importantes figuras culturales. Durante estos años, fue acrecentando su biblioteca y su colección de obras de arte, que luego llevó a su casa de Buenos Aires, a la que ambientó como una verdadera residencia del siglo XVI español.

Al regresar a la Argentina, participó activamente de la vida cultural, política y social de nuestro país. Continuó con su tarea de escritor y publicó obras de teatro, novelas y poesía. Fue miembro de la Academia Argentina de Letras, de la Junta de Historia y Numismática y de otras importantes entidades culturales.

En 1941 fue propuesto para Premio Nobel de Literatura, con la adhesión de grandes figuras de nuestro país y del exterior.

En 1961, a los 88 años, falleció en su casa de Belgrano, hoy sede del actual Museo que lleva su nombre, y cuya colección, en su gran mayoría, podemos admirar gracias a la generosa y desinteresada donación de sus descendientes.

<<


       
Obra literaria

1896. Publica "Artemis" (relato) en la revista La Biblioteca, dirigida por Paul Groussac.

1899. "Yupanqui" (libreto del drama lírico homónimo, música de Arturo Berutti). Gastón Federico Tobal atribuye este libreto a Enrique Rodríguez Larreta en "Evocaciones porteñas".

1901. "De camino" (discursos).

1908. Se publica "La gloria de Don Ramiro" en Madrid

1915. "Paroles de la veille" (discursos). Publicación de "La lampe d'argile" (teatro), en París.

1920. Proyecto para llevar a la ópera "La gloria de Don Ramiro", con música de Manuel de Falla y decorados de Ignacio de Zuloaga.

1921. "Historiales" (discursos). Regresa de Europa.

1923. La Compañía Guerrero-Díaz de Mendoza estrena "La luciérnaga", en el Teatro Cervantes.

1926. "Zogoibi" (novela).

1932. La Compañía Enrique de Rosas estrena "El linyera", en el Teatro Ateneo.

1933. Se estrena la adaptación cinematográfica de "El linyera", dirigida por Enrique Larreta, con la actuación de Mario Soffici, filmada en su estancia Acelain. "Ceniza" (discursos). "Las dos fundaciones de Buenos Aires" (estampas).

1934. Estreno de "Roma", en el Teatro Argentino, bajo la dirección de Enrique Guastavino.

1935. Estreno en Madrid de "Santa María del Buen Ayre", por la Compañía de Enrique Borrás.

1936. Estreno, en el Teatro Colón, de "Santa María del Buen Ayre", con la actuación de Lola Membrives, en conmemoración del IV Centenario de la Fundación de Buenos Aires.

1937. "Pasión de Roma" (teatro).

1938. "La que buscaba Don Juan" (teatro).

1939. "Tiempos iluminados" (memorias). Discursos.

1940. Edición definitiva de "La gloria de Don Ramiro".

1941. "La calle de la vida y de la muerte" (poesía).

1942. "Páginas escogidas" (prosa).

1943. "Tenía que suceder" (teatro).

1945. La Compañía de Pepe Arias estrena en el Teatro Astral "Jerónimo y su almohada".

1947. "La naranja" (meditaciones). Estreno de "Tenía que suceder".

1949. Su novela "Orillas del Ebro", publicada ese año, es premiada en España.

1951. Con Tres filmes (comprende: "Fuerte como la pampa", "La huerta" y "En la tela del sueño") incursiona en el género de los guiones cinematográficos.

1953. Graba "La gloria de Don Ramiro", para el Instituto del Libro Parlante. "Gerardo o la torre de las damas" (novela).

1955. "En la pampa" (novela).

1959. "Dramáticas personas" (teatro y televisión).

<<